La tecnología Blockchain lleva la economía colaborativa al sector de la inversión inmobiliaria

La propiedad fraccionaria de edificios y avances inmobiliarios se están convirtiendo en una de las áreas de adopción de la tecnología Blockchain en el sector de los bienes raíces. Desde la democratización del acceso a la inversión inmobiliaria hasta la mejora de la liquidez en el mercado, se puede argumentar que la tokenización es un factor positivo para toda la industria.

La tokenización a través de la inversión inmobiliaria fraccionada es también otro ejemplo de la emergente “economía colaborativa” que parece estar fomentando la propiedad por financiación colectiva, una tendencia que podría ayudar a descentralizar el mercado global de activos en varios sectores.

Con los “Millennials”, la primera generación de nativos digitales, entrando en sus años de mayor gasto, la digitalización del mercado inmobiliario podría ver una mayor interacción en el mercado de este grupo demográfico en particular.

Sin embargo, al igual que ocurre con la propiedad fraccional en general, la inversión inmobiliaria tokenizada tiene sus detalles. Dada la naturaleza novedosa de la empresa, las opciones de financiación pueden ser a menudo limitadas, lo que conlleva una menor liquidez en el mercado y un déficit general de flexibilidad.

Oferta fraccional inicial

Como informó anteriormente Cointelegraph, Fraction, una subsidiaria de la firma fintech de Hong Kong Fraction. Group, recibió la aprobación regulatoria de la Comisión de Bolsa y Valores de Tailandia para la compraventa de tokens que representan la propiedad fraccional de activos físicos y digitales.

Mientras que la aprobación cubre las inversiones tokenizadas en bienes físicos y digitales, el primer enfoque de Fraction es la inversión inmobiliaria fraccionada y, según se informa, utilizará un vehículo de llamado “oferta fraccional inicial” (IFO, por sus siglas en inglés).

Según el anuncio realizado a mediados de septiembre, las IFO facilitarán la entrada en el mercado inmobiliario de gama alta a los posibles inversores. Los tokens IFO representarán la propiedad fraccionada de listados inmobiliarios de lujo por tan solo USD 150, lo que presuntamente reducirá la barrera para una mayor participación en el mercado.

En enero, Fraction puso a la venta su primera propiedad en su propia plataforma de intercambio, un condominio situado en On Nut, Bangkok, Tailandia. Según los detalles que aparecen en el sitio web de la empresa, el proceso consistió en la digitalización total del título de propiedad, seguida de la fraccionalización del inmueble antes de ofrecer la titularidad tokenizada de estas fracciones a través de una IFO.

En declaraciones para Cointelegraph, Josh Stech, cofundador y CEO de Sundae (una plataforma digital de mercado inmobiliario residencial) destacó las ventajas de la tokenización y la propiedad fraccional en el sector. “La inversión en bienes raíces residenciales es una de las mayores oportunidades para la creación de riqueza y, lamentablemente, es accesible principalmente para los ricos”, dijo Stech, y agregó:

“La tokenización de los bienes raíces residenciales en una cadena de bloques tiene la promesa de proporcionar un acceso eficiente y abierto a la de activos más grande en los Estados Unidos, no sólo para los más jóvenes, sino para cualquier persona que quiera invertir en bienes raíces sin tener los fondos suficientes para realizar una transacción inmobiliaria completa”.

Al aprovechar las criptomonedas y la tecnología Blockchain, Stech declaró que la tokenización servirá para reducir la barrera de entrada de los inversores en la inversión inmobiliaria fraccionada. “Aunque los fondos y plataformas de inversión inmobiliaria ofrecen oportunidades de inversión fraccionada, son difíciles de encontrar, de evaluar, ilíquidas y accesibles solo para inversores acreditados”, añadió el CEO de Sundae.

Un comienzo lento

La tokenización inmobiliaria está todavía en sus primeras etapas y sigue siendo un aspecto nicho del mercado. Sin embargo, los conocedores del sector afirman que existe un potencial de crecimiento masivo, puesto que la red de contabilidad británica Moore Global estima que el mercado inmobiliario tokenizado podría alcanzar una valoración de USD 1.4 billones en 2026 a partir de la tokenización de solo el 0.5% del mercado inmobiliario mundial actual.

Aunque el sector inmobiliario tokenizado es prometedor, hay algunos problemas importantes que deben abordarse. La falta de liquidez, especialmente en el mercado secundario, las dudas institucionales y la falta de claridad regulatoria son algunos de los principales obstáculos.

Según Tal Elyashiv, fundador y director gerente de la firma de capital riesgo centrada en blockchain, SPiCE VC, la propiedad inmobiliaria fraccional a través de la tokenización todavía tiene un largo camino que recorrer. Elyashiv dijo a Cointelegraph:

“Creo que para impulsar el mercado de la tokenización inmobiliaria, necesitaremos ver un mayor nivel de comodidad institucional con los activos tokenizados, algo que está por ocurrir. El mercado ya está viendo una afluencia de proyectos de grado institucional. El mercado también necesita experimentar la innovación en el ámbito de las plataformas inmobiliarias dedicadas, que permiten invertir en activos inmobiliarios tokenizados sin que los inversores tengan que lidiar con la complejidad subyacente de la cadena de bloques”.

El fundador de SPiCE VC añadió que estas plataformas dedicadas a los activos inmobiliarios tokenizados son esenciales para mejorar la liquidez en el mercado. Según Elyashiv, estas plataformas harán que la inversión inmobiliaria basada en tokens sea más intuitiva.

Ejemplos destacados

Por ahora, la propiedad inmobiliaria tokenizada sigue estando fragmentada, con diferentes proyectos que ofrecen sus propias plataformas, algo limitadas, mientras navegan por disposiciones regulatorias a veces imprecisas. Sin embargo, ha habido algunos avances notables en el mercado.

En el verano de 2020, la plataforma de intercambio regulada tZERO, propiedad de Overstock, comenzó a negociar un token de valor que representaba la propiedad fraccional de un complejo turístico de lujo en Colorado. El lanzamiento atrajo un volumen de comercio récord en ese momento, pero el entusiasmo inicial probablemente se vio amortiguado por la ralentización del mercado ocasionada por la pandemia de coronavirus.

En septiembre, RealX, una empresa de tecnología financiera con sede en Pune (India), lanzó un sistema de registro basado en blockchain para permitir la propiedad fraccional en el país. Según una vieja noticia de Cointelegraph, tZERO también se asoció con la empresa de financiación inmobiliaria colectiva, NYCED Group, para tokenizar propiedades por valor de USD 18 millones.

La creciente demanda de propiedad fraccional podría ser el catalizador de una mayor adopción de los bienes inmuebles tokenizados. Dado que los Millenials se están convirtiendo en el grupo demográfico de consumo dominante en el mundo, los vehículos de inversión basados en el espíritu de la economía colaborativa podrían ser aún más populares en los próximos años.

El actual auge de la economía colaborativa parece deberse, al menos en parte, al giro hacia el acceso en lugar del marco de propiedad que caracteriza al antiguo modelo económico. Esta preferencia por los servicios basados en el acceso ha contribuido en cierto modo al éxito de neoempresas como el transporte en coche, la financiación colectiva de contenidos o el servicio de streaming para el entretenimiento, entre otros.

Con las criptomonedas, los proveedores de servicios y los consumidores Millenials probablemente tengan un mecanismo adecuado para impulsar la propiedad fraccional basada en tokens.

Sigue leyendo:

Deja un comentario

Connect with





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *