La bifurcación London de Ethereum pone a ETH en una senda más deflacionaria

La bifurcación London de Ethereum, que fue implementada el 5 de agosto, marcó el comienzo de una nueva era para la transición a Ethereum 2.0, una blockchain completa de prueba de participación (PoS). De hecho, la actualización London constituye el penúltimo paso en el camino hacia la transición final a PoS, prevista para algún momento de 2022. La actualización se activó casi a tiempo a las 12:33 pm UTC a la altura del bloque de 12,965,000.

Junto con la muy esperada Propuesta de Mejora de Ethereum (EIP) 1559, esta actualización trae otras cuatro EIP a la red, EIP-3554, EIP-3541, EIP-3198 y EIP-3529. El principal cambio que aporta la EIP-1559 es la gestión de las comisiones de transacciones en la cadena de bloques. En el anterior mecanismo de precios, las tasas de transacción iban directamente al minero, pero ahora hay una tasa de red fija por bloque que se quema. Esto se traduce finalmente en un menor ingreso de las tasas de transacción para los mineros.

Un representante de ConsenSys, una empresa de tecnología blockchain que respalda la infraestructura de Ethereum, dijo a Cointelegraph sobre el entusiasmo de los usuarios de la red en comparación con el descontento inicial de los mineros:

“Los usuarios parecen apoyar mucho más la bifurcación dura porque esto les proporciona tasas de gas más predecibles. A día de hoy, el 97.5% de los clientes están preparados para la bifurcación London. Por eso la EIP-1559 se ha convertido en algo normal entre la comunidad y es la propuesta más importante aprobada por la comunidad de Ethereum incluida en la bifurcación London”.

Sin embargo, los mineros siguen teniendo una fuente de ingresos adicional a la recompensa de dos Ether (ETH) que reciben por cada bloque recién acuñado. La EIP-1559 también añade el concepto de “propina” al mecanismo de precios de las transacciones. La propina puede verse como una tasa de prioridad para que las aplicaciones y los usuarios puedan elegir pagar si quieren que su transacción tenga prioridad en la red.

Kent Barton, jefe de investigación y desarrollo de ShapeShift, una plataforma de trading de criptomonedas, discutió el impacto de la EIP-1559 en la dinámica de la comunidad con Cointelegraph, declarando: “La reducción de la rentabilidad de los mineros de la 1559 provocó cierta oposición inicial de esa parte del ecosistema de Ethereum. Sin embargo, no había una alternativa realista, la 1559 tenía un amplio apoyo del resto de la comunidad”.

MEV ganará más protagonismo antes de la fusión

Barton cree que los mineros decidieron abandonar su postura contraria, ya que un hard fork polémico, además de ser impopular, también desencadenaría un retroceso del precio de ETH, lo que en última instancia iría en contra de sus propios intereses. En respuesta a la reducción de los ingresos directos de los mineros, varios pools de minería han comenzado a recurrir a soluciones de Valor Extraíble del Minero (MEV) para impulsar sus ingresos netos.

El MEV es una métrica que mide la ganancia que puede obtener un minero, un validador o un secuenciador, utilizando su capacidad para beneficiarse del arbitraje al incluir, excluir o reordenar las transacciones dentro de los bloques minados que se producen. Las soluciones MEV sólo pueden ser activadas y ejecutadas por los mineros, pues sólo ellos tienen el poder de organizar las transacciones dentro de un bloque en la red.

Caleb Sheridan, un desarrollador del núcleo de la red Eden, una red de transacciones prioritarias, habló con Cointelegraph sobre MEV, diciendo: “MEV (Valor Extraíble del Minero) es más importante que nunca. Los mineros están encontrando nuevas formas de aumentar sus ingresos después de la reducción a la que se enfrentó el EIP-1559. Estas técnicas y herramientas llegarán a las pruebas de participación, donde los validadores también las utilizarán para aumentar sus ingresos”.

Sheridan mencionó además que las soluciones MEV ofrecen a los mineros incorporados mayores recompensas por “la participación honesta en el protocolo de ordenación propuesto por la red”. Esto también mantendría la relevancia de estas soluciones para los validadores tras la finalización de la transición del PoS.

Sin embargo, es importante recordar que uno de los principales objetivos de la actualización London a través de la EIP-1559 era frenar el problema de las elevadas comisiones de gas que habían plagado la red durante toda la corrida alcista desde finales del cuarto trimestre de 2020 hasta mediados del segundo trimestre de 2021. Desde que se puso en marcha la actualización London, el 5 de agosto, las comisiones de gas también han experimentado un repunte.

Los precios de gas han subido un 44% desde los niveles previos a la actualización de 45.77 Gwei el 4 de agosto hasta un máximo de 45 días de 65.22 Gwei el 10 de agosto. El Gwei es una cantidad utilizada para calcular las tarifas del gas. El Gwei o un Gigawei es una pequeña unidad de Ether, conocida como la unidad base más pequeña del token. Un gwei equivale a 0.000000001 ETH, o al revés, 1 ETH equivale a mil millones de gwei.

Sin embargo, este pico en las comisiones de gas podría ser sólo una función de la mayor congestión de la red que la acción del precio del activo y la propia actualización atrajeron. Cabe destacar que este pico en las tasas de gas sigue siendo mucho más bajo que las tarifas que la red cobró en mayo, la última vez que ETH cotizó en su rango de precios actual.

Este aumento de las tasas de gas ahora se quema en lugar de ir a los mineros, lo que conduce a la destrucción de algunos tokens Ether de la economía de la red. Este impacto de la quema de la EIP-1559 añade una presión deflacionaria sobre el token. El representante de ConsenSys discutió esto más a fondo, diciendo:

“El sentimiento de los inversores hacia ETH como activo parece estar reaccionando a la disminución del suministro de ETH debido a la EIP-1559. Ya se han quemado 23,000 ETH, lo que está ralentizando la tasa de emisión de nuevos ETH (que se paga en forma de recompensas de bloque por nuevos bloques añadidos a la cadena)”.

Al ritmo actual de quema, se destruyen 2.3 ETH cada minuto. Esto significa que, al valor de mercado actual del token, cada día se queman tokens de ETH por valor de USD 10.7 millones. Sin embargo, esta tasa de quema ha dado paso a la narrativa de “activo deflacionario” para el token nativo de Ethereum. Pero en realidad, esta actualización no convierte al token Ether en un activo deflacionario, sino que simplemente reduce la tasa a la que se emite actualmente. De hecho, Ether seguirá siendo inflacionario incluso cuando la transición a Ethereum 2.0 esté completa.

Un modelo realizado por Justin Drake de la Fundación Ethereum revela que, como “mejor estimación”, se emitirán 1,000 ETH al día y se quemarán 6,000 ETH en el mismo periodo. Su modelo asume que si se unen más validadores y el porcentaje de rendimiento anual (APR) es del 6%, la disminución anual de la oferta será de 1.6 millones de tokens Ether y, por tanto, se reducirá la tasa de suministro anual del activo al 1.4%. Este modelo confirma que el token seguiría siendo un activo inflacionario, sólo que con una mayor presión deflacionaria sobre él.

Las ganancias de ETH superan a las de BTC entre otras métricas

Este bifurcación para Ethereum ha provocado enormes ganancias para su token nativo. ETH ha fluctuado por encima de los USD 3,000, a un 30% del máximo histórico de USD 4,362 que alcanzó el 12 de mayo de 2021. El token está cotizando a niveles en los que cotizaba en mayo, antes del rápido colpasode la mayor parte del mercado de criptomonedas el 19 de mayo, un día que ahora se conoce como “miércoles negro”.

Aunque Bitcoin (BTC) también ha registrado impresionantes ganancias en los últimos siete días, Ethereum ha superado a la principal criptomoneda una vez más. Las ganancias de siete días para ETH son del 29.62% en comparación con el 21.69% del precio de Bitcoin. Aunque la actualización London es un paso importante en la hoja de ruta de Ethereum, el movimiento que representa es mucho mayor. Es el impacto de los inversores institucionales, los tokens no fungibles (NFT), las finanzas descentralizadas (DeFi) y la desconfianza del público en general hacia las finanzas centralizadas (CeFi).

Armstrong opinó más sobre esta comparación diciendo: “La actualización London fue un paso importante en la hoja de ruta de Ethereum, pero su movimiento contra Bitcoin es más que London: es un efecto de red de los inversores institucionales, los NFT, el verano DeFi y la desconfianza del público en general hacia CeFi”. Mike McGlone, estratega senior de materias primas de Bloomberg Intelligence ha llegado a mencionar que Ethereum podría abrir el camino para que Bitcoin alcance los USD 100,000.

El siguiente paso para Ethereum sería la fusión final a la prueba de participación, que según ConsenSys, es “probable que ocurra a principios de 2022”. El representante de ConsenSys también reveló que algunos analistas esperan que los pagos por staking se dupliquen a USD 20 mil millones pronto y que se vuelvan a duplicar para llegar a USD 40 mil millones en 2025.

Tanto si estas predicciones se cumplen como si no, es evidente que, a pesar de la caída del mercado entre junio y julio, Ether se está consolidando como la criptomoneda más útil, especialmente con las actualizaciones de la red, como la bifurcación London, que están estimulando su crecimiento al abordar los puntos conflictivos preexistentes, como las comisiones de gas.

La comunidad parece responder bien a lo que el fundador de ConsenSys y cofundador de Ethereum, Joseph Lubin, ha calificado como la introducción del dinero ultrasónico. Incluso Kevin O’Leary, del famoso Shark Tank, ha perpetuado aún más la narrativa del dinero ultrasónico, citando la falta de un piso de suministro como una razón.

Sigue leyendo:

Deja un comentario

Connect with





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *