La adopción de las criptomonedas como objetivo: Los reguladores y la industria se unen para luchar contra el ransomware

Con un número cada vez mayor de personas que se ven obligadas a trabajar desde sus casas, los datos sugieren que los ataques de ransomware están en su punto más alto, con la frecuencia de estos incidentes aumentando en un 45% sólo en el transcurso de abril de 2021. Y no solo eso, hay quien asegura que el aumento de los ataques de ransomware está estrechamente relacionado con el meteórico crecimiento del sector de las criptomonedas.

Además, en medio de la reciente actividad positiva del mercado de las criptomonedas, las noticias de que los reguladores de los Estados Unidos están estudiando agresivamente el vínculo entre las criptomonedas y el ransomware parece que están empañando un poco el estado de ánimo, especialmente porque varias agencias gubernamentales parecen ver el ransomware de criptomonedas como un gran problema que requiere una acción estricta.

A medida que la adopción de los activos digitales sigue extendiéndose por los Estados Unidos, parece que los legisladores están tratando de entender mejor cómo estas ofertas pueden ser utilizadas para una serie de fines legales e ilegales. Por ejemplo, la Ley de Divulgación de Rescates, presentada por la senadora Elizabeth Warren y la representante Deborah Ross el 5 de octubre, exige a las víctimas de ataques de ransomware que revelen al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) la información sobre los pagos de rescates a los que hayan tenido que hacer.

El objetivo, según Warren y Ross, es recopilar datos críticos sobre los pagos en moneda fiduciaria y criptomoneda, que puedan ser utilizados por los organismos reguladores pertinentes para proteger a los inversores de los ciberdelitos, así como para frenar cualquier actividad financiera ilícita que tenga lugar en los Estados Unidos. Además, el proyecto de ley también pretende investigar el papel directo de las criptomonedas en los ataques de ransomware, un esfuerzo que será dirigido por el Departamento de Seguridad Nacional.

Del mismo modo, y hace poco, la vicefiscal general Lisa Monaco reveló que el Departamento de Justicia ha puesto en marcha una nueva iniciativa bautizada como Equipo Nacional de Cumplimiento de la Criptomoneda que busca eliminar cualquier proyecto que pueda permitir a los delincuentes blanquear sus ganancias de criptomonedas. “Queremos fortalecer nuestra capacidad para desmantelar el ecosistema financiero que permite a estos actores criminales florecer y beneficiarse de lo que están haciendo”, dijo Monaco.

¿Qué está impulsando esta oleada?

Para entender mejor por qué los reguladores estadounidenses están haciendo un esfuerzo tan concertado para acabar con cualquier ransomware relacionado con las criptomonedas, Cointelegraph se puso en contacto con Kadan Stadelmann, director tecnológico del proveedor de soluciones blockchain de código abierto, Komodo.

En su opinión, un rápido vistazo a los datos disponibles en línea muestra que todo tipo de ataques de ransomware (no sólo los de criptomonedas) son cada vez más frecuentes, y añade: “Basta con mirar las estadísticas. Palo Alto Networks informó el mes pasado de que el pago medio de rescates para 2021 es actualmente de unos 570.000 dólares, un 82% más que la media de 2020, de USD 312,000. 2020 también fue mucho peor que 2019”. Añadió:

“Para revertir esta tendencia, es necesario un panorama regulatorio más maduro para la industria blockchain, así como una mejor ciberseguridad en su conjunto en la próxima década”.

Cuando se le preguntó si estaba justificado un mayor gasto en este tipo de actividades de investigación, Stadlemann opinó que no solo los gobiernos deberían poner en marcha más medidas, sino que también deberían asignar fondos y recursos adicionales al respecto. A este respecto, afirmó que los gobiernos pueden empezar por adoptar políticas que garanticen que las empresas y cualquiera que gestione infraestructuras críticas estén mejor preparadas para este tipo de acontecimientos: “Conjuntamente, tener planes proactivos y reactivos para la ciberseguridad reduciría sin duda las consecuencias de los ataques de ransomware”.

Compartiendo un sentimiento relativamente similar, Du Jun, cofundador del exchange de criptomonedas Huobi, dijo a Cointelegraph que es responsabilidad de cada gobierno prevenir el Anti-Lavado de Dinero (AML) así como la Lucha contra la Financiación del Terrorismo (CFT) dentro de sus fronteras, añadiendo que es natural que el gobierno de los Estados Unidos haya tomado las acciones regulatorias que tiene para regular su mercado de criptomonedas. Añadió:

“Es difícil lidiar con las criptomonedas como método de pago, dada la falta de claridad en cuanto a la responsabilidad del cumplimiento AML/CFT y la falta de un organismo central de supervisión. Estas medidas pueden suponer un reto para las empresas de criptomonedas, pero serán buenas para el ecosistema a largo plazo, ya que protegerán a los inversores de la incertidumbre y fomentarán un mejor entorno empresarial”.

Por último, opinó que, además de la supervisión por sí sola, el gobierno estadounidense también debería asignar más recursos para fomentar el crecimiento de nuevas empresas dentro de este espacio, haciendo que el país sea más competitivo y atractivo para los entusiastas de las criptomonedas.

El gasto está justificado

Tomando un enfoque más orientado a los números, Marie Tatibouet, directora de marketing de la plataforma de comercio de criptomonedas Gate.io, dijo a Cointelegraph que en 2020, el rescate total pagado por las víctimas de ciberataques alcanzó casi USD 350 millones en criptomonedas. Con esa cifra en mente, añadió:

“Esta cifra va a seguir aumentando inevitablemente año tras año. Así que la “Ley de Divulgación de Rescates” de Warren, sobre el papel, tiene sentido. Si eres una víctima, debes revelar la información sobre el pago de rescates a más tardar 48 horas después de la fecha de pago”.

Dicho esto, reconoció que el principal problema que la mayoría de la gente tiene con el gobierno de Estados Unidos es que, últimamente, Biden y compañía han estado tomando medidas muy duras contra la industria de las criptomonedas a través de la introducción del reciente proyecto de ley de infraestructura, así como de otras sanciones. “Así que es comprensible que la gente sea un poco cautelosa con cualquier cosa que haga el gobierno”, añadió Tatibouet.

Sergey Zhdanov, director de operaciones de la plataforma de comercio de divisas digitales EXMO, dijo a Cointelegraph que las medidas adoptadas por los Estados Unidos confirman el hecho de que las autoridades reguladoras no buscan prohibir las criptomonedas (como hizo China), sino que quieren abrir un camino a través del cual los activos digitales puedan incorporarse al sistema financiero tradicional. A continuación, afirmó:

“La creación de nuevos métodos eficaces para detener el uso ilegal de las criptomonedas y el blanqueo de dinero es un paso crucial que llevará a la industria de las criptomonedas a su siguiente nivel de desarrollo”.

¿Más regulaciones es un beneficio para todos?

Hunain Naseer, editor senior de OKEx Insights, dijo a Cointelegraph que los esfuerzos regulatorios que se están iniciando a nivel mundial buscan introducir un nivel de claridad en este espacio que puede ayudar a facilitar a los inversores a entrar en este espacio de rápido crecimiento con total tranquilidad. Además, explicó el tema diciendo:

“Tiene sentido centrarse en este tipo de iniciativas que hacen que las interacciones y el comercio en línea, incluidas las transacciones de criptomonedas, sean más seguras para todos. Estos pasos también contribuirán a que los reguladores permitan una mayor variedad de productos financieros basados en criptomonedas para el comercio minorista”.

Nischal Shetty, fundador del exchange de criptomonedas WazirX, dijo a Cointelegraph que cualquier paso regulatorio que busque rastrear y eliminar las actividades criminales debería ser siempre bienvenido, especialmente en una industria de tan rápido crecimiento como esta.

En su opinión, la razón de ser de este tipo de movimientos parece estar claramente arraigada en el deseo de los gobiernos de proteger a los consumidores sin ahogar la innovación, y añade: “Para las criptomonedas, es una señal aún más positiva, ya que esto demuestra que la innovación de los activos digitales puede prosperar a la vez que se garantiza la identificación y eliminación de las actividades delictivas”.

Además, el 5 de octubre, la empresa de análisis lockchain Chainalysis anunció que había facilitado la compra de la empresa de investigación de ciberdelitos Excygent por una cantidad no revelada, insinuando que la compra permitirá a las dos firmas trabajar juntas y “desmantelar las operaciones de ransomware” que puedan estar activas a nivel mundial.

En el pasado, Chainalysis ha colaborado con Excygent en la incautación de criptomonedas relacionadas con el desaparecido mercado de la darknet Silk Road, así como en el cierre de varios portales de terrorismo y abuso de menores que operaban en Internet.

En general, las empresas de análisis de criptomonedas nativas de la cadena de bloques han crecido hasta acumular el apoyo no sólo del gobierno de Estados Unidos, sino también de una serie de importantes actores privados, con la compra de CipherTrace por parte de una entidad convencional (en este caso como MasterCard) a principios de este año.

¿Cuál es el futuro del ransomware?

A medida que el panorama de las criptomonedas continúa evolucionando y creciendo, el CEO de Chainalysis, Michael Gronager, cree que rastrear el flujo de pagos de ransomware en la blockchain será fundamental para que las agencias de aplicación de la ley disuadan, analicen y desmantelen cualquier operación de ransomware existente en la actualidad, como dijo a Cointelegraph:

“Por paradójico que parezca, en realidad puede ser beneficioso para los investigadores cuando los malos actores deciden utilizar criptomonedas al cometer delitos”.

En este sentido, es pertinente mencionar que los hackers se han dado cuenta de que, al contrario de lo que la gente sigue reiterando como que las criptomonedas son totalmente anónimas, en realidad es extremadamente fácil rastrear las transacciones individuales hasta sus propietarios, ya que todos los registros y transiciones se mantienen en una cadena de bloques.

Además, en medio de la serie de historias de grandes hackeo recientes, como las relacionadas con Poly Network y SushiSwap, lo interesante es que los incidentes no dieron lugar a que la plataforma o sus usuarios perdieran dinero, pues las empresas y los reguladores intervinieron para asegurar el movimiento de fondos a través de las cadenas de bloques. Y aunque eso puede ser malo para la noción de descentralización, el hecho es que los fondos están seguros.

Gronager aludió además a casos como el de NetWalker, un operador de ransomware que supuestamente se dirigió a los hospitales durante la pandemia y recaudó más de USD 25 millones por el pago de rescates en 2020, así como Suex OTC, una firma que supuestamente permitió a unos hackers acceder a las criptomonedas enviadas como pago por los ataques de ransomware, como ejemplos principales de por qué es necesaria una mayor defensa contra el ransomware en estos tiempos.

Por lo tanto, el hecho de que las agencias reguladoras estén dando pasos decisivos para centrarse en las iniciativas relacionadas con el ransomware de las criptomonedas, no es bienvenido unilateralmente por todos en la industria de las criptomonedas. Mientras que algunos creen que se puede hacer más para que el ecosistema de activos digitales sea más seguro para los nuevos participantes mediante el uso de la regulación, otros dicen que el papel del ransomware en el cripto es exagerado y que una regulación estricta ahogará las libertades y empeorará la imagen de la industria.

Sin embargo, la mayoría está de acuerdo en que el ransomware no tiene cabida en la industria y que la regulación, si se hace bien, contribuirá en gran medida a asegurar la industria y garantizar la prosperidad y la adopción a largo plazo.

Sigue leyendo:

Deja un comentario

Connect with





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *