Ethereum 2.0 se acerca con la actualización Altair de la Beacon Chain

El precio de Ether (ETH) estuvo a punto de alcanzar un nuevo máximo histórico el 21 de octubre antes de caer por debajo de los USD 4,000 después de que el vencimiento de las opciones por USD 435 millones del 22 de octubre amargara el ambiente. La red Ethereum está preparada para dar otro paso hacia Ethereum 2.0 el 27 de octubre en la época 74240 con la actualización de Altair a Beacon Chain. Eth2 será una red completamente de prueba de participación (PoS), para la que la comunidad se ha estado preparando desde hace más de un año.

Según una publicación del blog de la Fundación Ethereum en la que se explica el desarrollo, Altair es una actualización de la Beacon Chain que aporta soporte para clientes ligeros, contabilidad de fugas de inactividad previa al validador, un aumento de la gravedad de las penalizaciones (slashing) y una limpieza de las recompensas del validador que permite una gestión simplificada de los estados. Se trata de la primera actualización programada de la Beacon Chain.

La publicación del blog afirma que esta actualización representa una “actualización de calentamiento” para la Beacon Chain y sus clientes asociados. Esencialmente, la actualización traerá varias características principales a la red Ethereum 2.0.

En primer lugar, la introducción de comités de sincronización para las funciones de los clientes ligeros permite que éstos se sincronicen fácilmente con la Beacon Chain, con bajos costes computacionales y de datos.

En segundo lugar, las reformas de la contabilidad de incentivos aportan tres cambios principales: Las acciones de almacenamiento utilizan un formato de campo de bits más eficiente que reduce la complejidad, la “fuga de inactividad” cuadrática se basa por validador en lugar de globalmente, lo que es insignificante para los validadores que participan más del 80% del tiempo, y hay algunas correcciones de errores en la contabilidad de recompensas.

Du Jun, cofundador del exchange de criptomonedas Huobi Global, dijo a Cointelegraph: “Antes de Altair, si una cadena deja de finalizar durante dos semanas, los validadores totalmente inactivos pierden ~11.8% de su saldo y los validadores activos el 75% del tiempo pierden ~3.1%. Después de Altair, la pérdida del validador totalmente inactivo sería de ~15.4%, pero la del validador activo en un 75% sólo sería de ~0.3%”. Esto hará que la pérdida por inactividad sea más indulgente con los validadores honestos, pero irregulares.

En tercer lugar, la actualización trae consigo cambios en los parámetros de penalización que hacen que las fugas por inactividad y los tajos sean más punitivos que en la era pre-Altair. Habrá tres cambios principales en estos parámetros. El cociente de penalización por inactividad se reduce en un 25%, lo que disminuye el tiempo de fuga de saldos en casi un 13.4%. El cociente mínimo de la penalización por corte se ha reducido de 128 a 64. El cociente es la fracción mínima del saldo total que perderá un validador por corte. De este modo, la penalización mínima por recorte es de 0.5 ETH, el doble de la penalización anterior de 0.25 ETH.

El multiplicador proporcional de la reducción también se incrementará de uno a dos, lo que implica que la penalización por reducción duplicará el porcentaje de otros validadores que hayan sido reducidos en un plazo de 18 días después de ese validador. Jun explicó este cambio con más detalle: “Por ejemplo, si te penalizan y en un plazo de 18 días (en ambas direcciones) el 7% de los demás validadores también son penalizados, antes de Altair tu penalizació habría sido del 7%, después de Altair sería del 14%”.

Este tipo de ajustes en la estructura de incentivos suele ser extremadamente crítico para la seguridad de la red, ya que recompensa los grados más altos de contribución y se ajusta en consecuencia. Actualmente, sin embargo, este cambio no afectará directamente a los usuarios y a las aplicaciones descentralizadas (DApps) de la red, ya que se trata de una actualización que afecta únicamente a la Beacon Chain.

Sin embargo, esto afectará a los usuarios de Ethereum una vez que la transición a Eth2 se complete. Jun dijo que esta actualización reducirá el umbral para que los usuarios participen en Ethereum 2.0:

“Uno de los principales objetivos de Altair es hacer un cliente ligero lo suficientemente fácil y eficiente como para que pueda ejecutarse dentro de cualquier entorno (dispositivo móvil, hardware integrado, extensión del navegador, e incluso dentro de otra blockchain con capacidad para contratos inteligentes)”.

La redistribución de las ganancias de los validadores dará lugar al rediseño de la estructura de recompensas y penalizaciones para los validadores, haciendo que los incentivos para los contribuyentes de la red sean más sistemáticos y fáciles de entender con un razonamiento lógico.

Preparando la fusión (Merge)

Tiene sentido que esta actualización se lleve a cabo como un “calentamiento” para las actualizaciones de la Beacon Chain en el futuro, ya que las apuestas económicas son relativamente bajas en este momento. Dado que los operadores de los nodos ya habrán experimentado una actualización on-chain simultánea, las próximas actualizaciones que se dirijan a Merge deberían desarrollarse con mayor fluidez, lo cual es más crítico, puesto que habrá una cantidad significativa en juego en la red tras Merge.

Ben Edgington, un desarrollador de Ethereum y propietario del producto Teku, un cliente Eth2 desarrollado por ConsenSys, habló con Cointelegraph sobre la forma en que Altair se vincula con Merge:

“La actualización de la prueba de participación, conocida como “The Merge”, será la mayor actualización de la historia de Ethereum. La actualización Altair nos proporcionará una valiosa experiencia para garantizar que The Merge se desarrolle sin problemas cuando esté lista para su despliegue en 2022.”

Cuando se le preguntó por el impacto de la actualización en los apostadores de la cadena Beacon, Edgington dijo que, en general, no notarán ninguna diferencia con Altair. Se trata esencialmente de un ejercicio de “ordenación” que no afecta a las recompensas esperadas que los stakers pueden ganar ni a la forma en que interactúan con la cadena de ninguna manera.

Tal y como se describe en la Propuesta de Mejora de Ethereum (EIP) 2982, el cambio en los parámetros de castigo se aplicará tanto a las fugas por corte como por inactividad. Edgington mencionó que la reducción de estas penalizaciones al principio de la Beacon Chain se hizo para permitir a los stakers encontrar sus pies y ganar confianza. En última instancia, Merge fijará sus penalizaciones a sus “valores óptimos desde el punto de vista criptoeconómico”, mientras que Altair las aumenta un poco en esa dirección. Explicó además cómo esto beneficia a la seguridad de la red:

“La Beacon Chain nunca ha sufrido una fuga de inactividad, y sólo el 0,06% de los validadores han sido reducidos, por lo que estas penalizaciones son en gran medida teóricas. Están pensadas para que los ataques deliberados contra la cadena de balizas sean muy costosos. Por lo tanto, aumentarlas con Altair aumenta la seguridad on-chain”.

Rick Delaney, analista senior de OKEx Insights, el equipo de investigación del exchange de criptomonedas OKEx, dijo a Cointelegraph que este es un componente vital de la seguridad de la red, declarando: “Si los incentivos están mal alineados, los actores maliciosos pueden ser capaces de jugar con el sistema”.

Merge puede alterar la dinámica de los “asesinos de Ethereum”

La actualización Altair es la próxima gran actualización de la red, tras la bifurcación London que tuvo lugar a principios de año, en agosto. La bifurcación trajo principalmente la EIP-1559, que cambió el mecanismo de precios de las transacciones para que una cierta parte de las tarifas de gas se queme, poniendo a ETH en una trayectoria deflacionaria.

Según datos de Ultrasound.money, la tasa actual de quema de Ether es de 5.31 ETH/min, y hasta la fecha se han quemado más de 628,000 ETH, por valor de más de USD 2.6 mil millones. La tasa de crecimiento del suministro es actualmente del 2.2% anual. Una simulación de Merge en el sitio web de Ultrasound.money muestra que esta tasa de suministro se volverá negativa, hasta el -2% anual.

Delaney profundizó en el impacto de las tasas de gas en todo el ecosistema, diciendo: “Es una parte de la actualización en curso que debería hacer bajar las tasas de gas de Ethereum. Hasta ahora, los ‘asesinos de Ethereum’ se han beneficiado de las tarifas, a menudo prohibitivas, de la red de contratos inteligentes dominante. Será interesante ver si esas cadenas conservan su cuota de mercado si la implementación de la fragmentación de Ethereum se desarrolla sin problemas y reduce los costes de las transacciones”.

“The Merge” llevará el mecanismo de consenso PoS a toda la red de Ethereum, después de lo cual se espera que la escalabilidad mejore a medida que se despliegue la fragmentación de datos en la red. Hasta ese momento, las redes blockchain de la competencia que cuentan con una utilidad de contratos inteligentes en funcionamiento, como Solana y la Binance Smart Chain, podrían seguir ganando terreno gracias a sus bajas tarifas de gas.

Edgington señaló además el soporte de la red a las soluciones de capa dos a través de las cuales los usuarios pueden acceder a tarifas de gas más bajas que las presentes en la red de capa uno existente:

“Como desarrolladores, no nos preocupamos demasiado por los ‘Ethereum Killers’. […] Mientras tanto, las tecnologías de capa 2 en Ethereum ya están proporcionando enormes beneficios de escalabilidad y un rico ecosistema de nuevas e interesantes capacidades, totalmente respaldadas por la seguridad de la capa base de Ethereum. Las actualizaciones del protocolo durante el próximo año y más allá apoyarán y mejorarán todo lo que está sucediendo en la capa 2”.

Aunque la actualización Altair puede no significar mucho para los usuarios finales de la red Ethereum, es muy significativa para los desarrolladores y otros participantes de la comunidad que están esperando ansiosamente The Merge, que está prevista para 2022. A principios de octubre, 40 representantes de los equipos de Eth1 y Eth2, la Ethereum Foundation y ConsenSys se reunieron durante una semana en la que construyeron con éxito una red de pruebas que ejecutaba PoS con múltiples clientes de Eth1 y Eth2.

Este logro es un gran impulso para la confianza en que Ethereum será capaz de hacer la transición completa a PoS y abandonar la red de prueba de trabajo de Eth1 para siempre.

Sigue leyendo:

Deja un comentario

Connect with





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *