El white paper de Bitcoin cumple 13 años, y aquí damos un vistazo al viaje que ha hecho hasta estos momentos

El 13º cumpleaños del white paper de Bitcoin (BTC) ha llegado justo cuando el mundo sigue lidiando con una pandemia global, los temores de inflación, una asombrosa tendencia a la manía de las memecoin y la creciente adopción institucional del espacio de las criptomonedas.

El 31 de octubre de 2008, Satoshi Nakamoto publicó el white paper de Bitcoin en una lista de correo de criptografía alojada en Metzdow. La lista de correo de Metzdow estaba dirigida por un grupo de cypherpunks y estaba repleta de ideas destinadas a crear una forma de moneda digital: algunas de ellas han sido incluso citadas en el white paper de Bitcoin.

El white paper de Satoshi apareció en un mensaje titulado “Bitcoin P2P e-cash paper”, en el que Nakamoto explicaba que su moneda digital es totalmente peer-to-peer (P2P) o entre pares, y no requiere de un tercero de confianza para que se produzca una transacción. A través de una red entre pares, Bitcoin resolvía el problema del doble gasto. Bitcoin también permitía a los participantes de la red permanecer en el anonimato y estaba asegurado mediante un algoritmo de consenso proof-of-work (PoW).

En su momento, el white paper no fue recibido de la manera que la gente esperaría, sabiendo lo que saben hoy. Solo unas pocas personas vieron el correo electrónico de Nakamoto y respondieron con sus pensamientos y preocupaciones en torno a Bitcoin.

En declaraciones a Cointelegraph, Leo Matchett, cofundador y CEO de Decentralized Pictures, una organización sin ánimo de lucro que apoya a los cineastas independientes, dijo que el white paper de Bitcoin “es la génesis de una nueva era en la soberanía monetaria”, y añadió: “Satoshi se subió a los hombros de gigantes y resolvió problemas que los que vinieron antes no pudieron“.

Matchett opinó además que el white paper “fue realmente el comienzo de una nueva era para los sistemas monetarios del mundo” porque “aportó la idea de que la descentralización tiene más valor que la centralización”. De hecho, la idea de Bitcoin intentaba resolver numerosos problemas, como la falsificación, las pasarelas de entrada complicadas y el riesgo de contrapartida.

Ejecutando Bitcoin

Después de que el white paper se compartiera en la lista de correo de criptografía, lenta pero seguramente, la discusión en torno al documento empezó a crecer, y la red Bitcoin se puso en marcha a principios de 2009. En ese momento, Hal Finney, un cypherpunk que trabajó con la Corporación PGP desarrollando productos de encriptación líderes, ya estaba involucrado.

Hal Finney es bien conocido en el espacio de las criptomonedas por haber participado en la primera transacción de Bitcoin y por ser la primera persona, después de Nakamoto, en ejecutar una copia de la red a través de un nodo. Después de ponerlo en marcha, Finney tuiteó que estaba “ejecutando bitcoin”.

El cypherpunk, que falleció trágicamente en 2014 como consecuencia de complicaciones de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y cuyo cuerpo fue criopreservado por la Fundación Alcor Life Extension, describió su trabajo con Satoshi en un post del foro en el que reveló que empezó a minar BTC en el “bloque 70 y algo”, y que, tras cierta correspondencia, Satoshi le envió 10 BTC para probar si la red funcionaba.

En ese momento, no había demanda de espacio en la blockchain, por lo que la transacción se procesó con éxito con una tarifa adjunta de 0 BTC. Los 10 BTC no tenían ningún valor en ese momento, pero la transacción ayudó a solucionar algunos fallos en los primeros días de BTC.

Aquella primera transacción de Bitcoin dejó claro que la red funcionaba, y aunque todavía quedaba mucho trabajo por hacer para llegar a donde está hoy, fue un primer paso en la dirección correcta. Un año después, en 2010, se produciría la primera transacción comercial de Bitcoin.

Más de 600 millones de dólares por dos pizzas

El 18 de mayo de 2010, el desarrollador Laszlo Hanyecz creó un post en el foro Bitcointalk ofreciendo 10,000 Bitcoin “por un par de pizzas”. Hanyecz ofreció pagar a otro miembro del foro las monedas si le conseguían dos pizzas grandes, que incluso podían ser caseras.

El post fue recibido con escepticismo, ya que 10,000 BTC en ese momento no valían lo que cuestan dos pizzas, ni mucho menos. Solo el 22 de mayo, tras un seguimiento, Hanyecz informó de que “había cambiado con éxito 10,000 bitcoins por pizza”.

En ese momento, y a pesar del bajo valor de Bitcoin y del reducido tamaño de la comunidad, un usuario señaló que se había alcanzado un “gran hito”. Ese día se conoce ahora en la comunidad de criptomonedas como el “Día de la Pizza Bitcoin”.

La primera transacción comercial de Bitcoin llevó a la creación de un ecosistema que ahora vale más de 2 billones de dólares y demostró que Bitcoin tiene una serie de casos de uso que deben ser considerados. Por primera vez, Bitcoin se utilizó como un verdadero medio de intercambio.

Una industria de varios billones de dólares

El precio de la criptomoneda subiría con el tiempo, en parte por la adopción y en parte por los especuladores que buscaban beneficiarse de su increíble volatilidad. En medio de todo eso, se crearon nuevos negocios en lo que acabó convirtiéndose en una gran clase de activos.

En declaraciones a Cointelegraph, Miha Grčar, jefe de desarrollo de negocios globales del exchange de criptomonedas Kraken, dijo: “nadie podría haber predicho la oleada de cambios desatada por la publicación de un PDF de 9 páginas“.

El white paper de Bitcoin, dijo Grčar, expuso la visión de una moneda digital que puede utilizarse como depósito de valor y medio de intercambio independiente del control centralizado. Según sus palabras, el potencial que tiene no se ha desatado del todo:

“Resultó ser un avance de tal importancia y magnitud histórica que, incluso trece años después, apenas estamos arañando la superficie”.

Bitcoin, dijo, promovió un “cambio de paradigma que ahora apuntala una industria de varios billones de dólares” y mostró al mundo que había una forma mejor en la que “la soberanía, las finanzas y las libertades individuales coexisten fuera de las garras de los sistemas socioeconómicos corruptos y anticuados, plagados de personas con información privilegiada, compinches y acuerdos de trastienda“.

Como se entiende desde la primera transacción comercial de Bitcoin, el valor de BTC no siempre ha estado claro. La criptomoneda ha sufrido importantes caídas en su historia y ha sido declarada “muerta” más de 400 veces por medios de comunicación y analistas populares.

La capitalización de mercado de Bitcoin supera ahora los 1.16 billones de dólares, según Cointelegraph Markets Pro. Aunque la mayoría desearía haber oído hablar de la criptomoneda en 2010 o 2011 para invertir en ella y acumular riqueza a través de esa inversión, la mayoría probablemente no habría visto lo grande que llegaría a ser BTC.

Greg Schoen, uno de los primeros inversores en Bitcoin, publicó en mayo de 2011, un tuit ahora famoso en el que mostraba su arrepentimiento por haber vendido 1,700 BTC a 0.30 dólares, después de haberlos obtenido cuando la criptomoneda cotizaba a 0.06 dólares, ya que podría haber vendido sus monedas a 8 dólares cada una. Como un BTC cotiza ahora por encima de los 61,000 dólares, sus 1,700 BTC valdrían ahora más de 104 millones de dólares. Una lástima. 

El ascenso de Bitcoin se ha visto apoyado por una próspera industria llena de innovación que ya ha visto cómo los exchanges de criptomonedas empiezan a cotizar en la bolsa Nasdaq y por inversores institucionales que reconocen que BTC puede utilizarse para diversificar sus portafolios y protegerse de la inflación.

A principios de este año, El Salvador se convirtió en el primer país del mundo en adoptar a Bitcoin como moneda de curso legal, con la entrada en vigor oficial de la Ley Bitcoin el 7 de septiembre. Los salvadoreños pueden utilizar la criptomoneda a través de una billetera llamada Chivo lanzada por el gobierno que utiliza la Lightning Network, una solución de escalamiento de capa dos.

En declaraciones a Cointelegraph, Javier Moro, jefe de producto del exchange de criptomonedas de América Latina, Bitso, señaló que la medida de El Salvador estaba “arraigada en la esperanza de un futuro mejor para los salvadoreños”, y su éxito dependerá de la difusión del conocimiento relacionado con la criptomoneda en el país.

Lo mejor está por venir

A principios de octubre, se lanzó el primer fondo cotizado en bolsa (ETF) de Bitcoin en Estados Unidos. El ProShares Bitcoin Strategy ETF comenzó a cotizar bajo el ticker BITO en la Bolsa de Nueva York. En su debut se convirtió en el segundo fondo más negociado de la historia.

En una declaración enviada a Cointelegraph, Ron Levy, CEO y cofundador de la consultora blockchain The Crypto Company, afirmó que el white paper de Bitcoin “sentó las bases de lo que se convertiría en una industria descentralizada más allá de lo que nadie creía posible”.

El siguiente salto en este espacio, dijo, son “leyes y regulaciones claras en torno a lo que se puede y no se puede hacer con la criptomoneda“. Pero, obviamente, no está claro cómo puede resultar eso, ya que todos los nuevos avances tecnológicos se enfrentan a la resistencia de los mecanismos establecidos.

Brittany Laughlin, directora ejecutiva de la Stacks Foundation, que tiende un puente entre las finanzas descentralizadas (DeFi) y la red Bitcoin, dijo a Cointelegraph que Bitcoin ha recorrido un largo camino para dejar de ser solo un almacén de valor, ya que “ahora es posible construir contratos inteligentes en Bitcoin, dando la bienvenida a los millones de titulares de BTC al mundo de DeFi, NFT y la verdadera propiedad“.

En particular, Satoshi Nakamoto parece haber predicho que otras blockchains podrían utilizar tokens, que en su momento llamaron “objetos de dominio”, para representar la propiedad de los activos. El ejemplo de Satoshi era un token que representaba el derecho a poseer un dominio durante un año.

Finney: “Satoshi, ¿apruebas la idea de que las cadenas de bloques adicionales crearían cada una su propio tipo de monedas, que comerciarían con bitcoins en exchanges?”

Satoshi: “Correcto… los objetos de dominio (¿domaincoins?) podrían representar el derecho a poseer un dominio durante un año”. 

Como dijo Grčar, la humanidad solo ha empezado a arañar la superficie de lo que son capaces Bitcoin y la tecnología blockchain. Tanto es así, que los desarrollos que tenemos hoy parecen haber sido pensados por el creador de Bitcoin, Satoshi Nakamoto.

El white paper de Bitcoin ha hecho viable la idea de una red descentralizada y ha demostrado que incluso un breve documento de nueve páginas ha sido capaz de cambiar el mundo de formas tan radicales que pueden ser difíciles de comprender incluso en este momento.

Aunque no está claro si más países adoptarán BTC como moneda de curso legal en el futuro, o si el interés por los ETF de Bitcoin disminuirá, parece claro que Bitcoin está aquí para quedarse y servir como almacén de valor y medio de intercambio, y eso solo 13 años después de que la idea fuera introducida por primera vez. Imagínate lo que ocurrirá en los próximos 13 años.

Sigue leyendo:  

Deja un comentario

Connect with





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *