El interés institucional por las criptomonedas no ha hecho más que empezar

El viejo adagio de que “el mercado de las criptomonedas no es para los débiles de corazón” se puso de manifiesto recientemente cuando la capitalización total del mercado del sector cayó a un mínimo relativo de USD 1.75 billones el 20 de septiembre, para luego recuperarse con fuerza. Sin embargo, a pesar de todas estas fluctuaciones, la demanda de los inversores institucionales sigue siendo fuerte, y los informes sugieren que los grandes jugadores han seguido “comprando la caída”, especialmente tras la última prohibición general de China, que hizo que los bajistas tomaran el control del mercado, aunque brevemente.

Para profundizar en el asunto, un reciente informe de CoinShares reveló que durante la última semana de septiembre, los productos de inversión en activos digitales generaron entradas por valor de USD 95 millones para los productos de inversión en criptomonedas institucionales, con Bitcoin (BTC) y Ether (ETH) a la cabeza, con entradas por valor de USD 50.2 millones y USD 28.9 millones, respectivamente. De hecho, en el último período de 30 días, las entradas en los productos de Bitcoin han aumentado un 234% entre semana.

También cabe mencionar que, desde abril, el banco de inversión estadounidense Morgan Stanley ha duplicado el número total de acciones de Grayscale Bitcoin Trust (GBTC) que posee, algo que salió a la luz cuando el gigante financiero presentó un informe ante la Comisión de Valores (SEC) de Estados Unidos el 27 de septiembre. 

Por último, el gigante de la gestión de inversiones Ark Invest (dirigido por la CEO y alcista de las criptomonedas Cathie Wood) también ha estado en un frenesí de compra de GBTC, con la firma habiendo adquirido más de 450,000 acciones de GBTC a través de dos compras diferentes recientemente, llevando su botín total a un considerable 8.3 millones de acciones de GBTC.

Crece la demanda institucional

Para tener una mejor idea de cuán activos han estado los actores institucionales en términos de su exposición a las criptomonedas, Cointelegraph se puso en contacto con Luuk Strijers, director comercial del exchange de criptomonedas Deribit. Destacó que grandes bancos como Morgan Stanley, Citi y Goldman Sachs están empezando a ofrecer a sus clientes una amplia gama de activos digitales, y añadió:

“Todavía no vemos que sean activos en las plataformas de derivados offshore. Sin embargo, sí vemos que las empresas de segundo nivel en tamaño, los gestores de activos y los fondos de cobertura son cada vez más activos, ya sea invirtiendo/comercializando activamente o cubriendo alternativamente sus inversiones en capital riesgo”.

Para respaldar sus afirmaciones, señaló que alrededor del 20% del volumen de opciones de Deribit se negocia hoy en día como un bloque OTC, mientras que anteriormente esta cifra rondaba el rango del 5-10%. “Debido al tamaño de estas transacciones, que implican claramente la participación de partes institucionales, estas transacciones se ejecutan mejor en un bloque que en múltiples transacciones en pantalla”, explicó. 

Por último, Stijers señaló que las instituciones financieras tradicionales prefieren negociar futuros y opciones en lugar de ofertas perpetuas, que suelen considerarse productos de exposición a corto plazo debido a la imprevisibilidad de su financiación. “Deribit tiene un mayor interés abierto en futuros que muchos de nuestros competidores, ya que alrededor del 80% de nuestros volúmenes son institucionales”, dijo.

Jugar a largo plazo

Elena Sinelnikova, cofundadora y CEO de la plataforma de rollups de Ethereum Metis.io, dijo a Cointelegraph que, la mayoría de las veces, los inversores minoristas ignoran los períodos de consolidación, dirigiendo su atención a la industria de las criptomonedas sólo cuando el mercado está al alza. Por otro lado, los inversores institucionales saben que el mejor momento para apilar es cuando el mercado baja y/o se queda quieto, lo que sugiere una perspectiva más a largo plazo por su parte. Dijo:

“Hemos pasado por suficientes ciclos de mercado para saber que el tipo de retroceso que hemos visto en los últimos meses suele producirse justo antes de una gran tendencia alcista. Aunque nadie puede predecir el futuro (en criptomonedas o en otros ámbitos), las instituciones están aprovechando este periodo de calma para cargar sus bolsas, en previsión de otra gran subida.”

Además, Sinelnikova señaló que los inversores deben recordar que las diferentes etapas del mercado pueden producir resultados dramáticamente diferentes. “Hay que estar atentos a los datos de dominio de Bitcoin para ver si es BTC o las altcoins (o ambos) los que impulsan el próximo movimiento al alza del mercado”, afirmó.

Una perspectiva algo similar comparte Douglas Horn, arquitecto jefe de la red de blockchain centrada en la escalabilidad, Telos, quien dijo a Coitnelgraph que los inversores institucionales pueden compararse con los superpetroleros, es decir, les lleva mucho tiempo y energía ponerlos en movimiento, pero una vez que lo hacen, es igual de difícil detenerlos de nuevo. Dijo:

“Ahora que han tomado la decisión de entrar en las criptomonedas, no se van a dejar disuadir por alguna volatilidad temporal. En todo caso, van a ser menos flexibles a la hora de acumular criptomonedas durante los periodos de recesión”. En el momento en que estos inversores compraron su primer Bitcoin, seguramente habían pasado años evaluando y elaborando estrategias de entrada y objetivos. Operan de forma muy diferente a los típicos inversores y traders de criptomonedas”.

Horn afirmó que, tal y como están las cosas, empresas como Microstrategy ya han sentado las bases para que otros las sigan y que una avalancha de nuevos inversores institucionales está a punto de concluir sus propios y largos procesos de diligencia debida para evaluar la viabilidad a largo plazo de la inversión en el mercado de activos digitales.

No todos están de acuerdo 

Philip Gunwhy, director de marketing del ecosistema NFT Blockasset.co, dijo a Cointelegraph que, si bien la acogida de Bitcoin por parte de los inversores institucionales ha sido progresiva en los últimos meses, algunos siguen siendo cautelosos, especialmente porque el clima regulatorio que rodea a esta industria naciente ha seguido calentándose. En su opinión:

“Los posibles compradores de Bitcoin no son un esfuerzo coordinado de estos inversores institucionales, y como tal, no se puede saber con certeza los patrones de compra de estos inversores, excepto cuando se anuncian. Mientras que Morgan Stanley ha duplicado recientemente sus inversiones en Bitcoin, muchos inversores institucionales están eligiendo la opción de la financiación de capital riesgo, inyectando capital en empresas que ofrecen servicios relacionados con Bitcoin”.

A pesar de las afirmaciones de Gunwhy, Wes Levitt, jefe de estrategia de la plataforma de streaming de vídeo descentralizado Theta, dijo a Cointelegraph que el capital institucional todavía está vertiendo en el espacio blockchain, como lo demuestra la cantidad de financiación de capital de riesgo (VC) de criptomonedas en la primera mitad de 2021, que superó los USD 17 mil millones. Dijo:

“Podría ser que el interés haya disminuido un poco en la exposición directa a BTC/ETH con la caída de mayo que sin duda espantó a muchos inversores tradicionales, pero según los informes, los flujos institucionales siguen siendo netos positivos para el mes de septiembre. Como siempre, los informes sobre la muerte del cripto son muy exagerados”.

Mirando al futuro

Para tener una idea de hacia dónde puede dirigirse la creciente adopción institucional de las criptomonedas, Cointelegraph habló con Joshua Frank, cofundador y CEO de TheTIE, un proveedor de análisis de criptomonedas y blockchain. En su opinión, la demanda que su firma está presenciando por parte de las empresas tradicionales ha sido asombrosa. 

“Hay docenas, si no cientos, de empresas de  de mil millones de dólares de cotización, fondos de cobertura y otros gestores de activos que han hecho recientemente sus primeras operaciones con criptomonedas”, dijo Frank.

Afirmó además que, aunque ha habido algunos anuncios de alto perfil de fondos que invierten en criptomonedas, hay muchos más de estos desarrollos que tienen lugar entre bastidores, de los que el público no tiene conocimiento. Frank dijo que, por lo general, este tipo de operaciones comienzan de forma sencilla (es decir, un fondo realiza una operación de efectivo y BTC como prueba de concepto utilizando capital de sus socios) y crecen con el tiempo, y añadió:

“Nos encontramos con que estos fondos caen cada vez más en la madriguera del conejo. Tenemos al menos 5-10 clientes que son los 50-100 mayores fondos de cobertura que están contratando activamente equipos de criptomonedas. Eso es todo lo que puedo decir públicamente, pero estos fondos son nuestros clientes, así que lo estamos viendo en tiempo real”.

Por último, según una encuesta reciente, una lista cada vez mayor de entidades financieras tradicionales está buscando entrar en el ámbito de la negociación/inversión en activos digitales. Según el informe, alrededor del 62% de los inversores institucionales globales sin exposición actual a las criptomonedas declararon que están buscando entrar en el mercado de las criptomonedas en los próximos 12 meses, más o menos.

La encuesta tuvo en cuenta las opiniones de 50 gestores de patrimonio y 50 inversores institucionales de diferentes países, entre ellos Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania y Emiratos Árabes Unidos. “No hay duda de que el mercado de los criptoactivos se está convirtiendo en una corriente principal en los sectores institucional y de gestión de patrimonios”, afirma el informe.

A medida que el sector de las criptomonedas siga creciendo, tanto desde el punto de vista de la infraestructura como de la regulación, será interesante ver cómo se desarrolla la tendencia mencionada de una mayor adopción institucional.

Sigue leyendo:

Deja un comentario

Connect with





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *