El halving pudiera tener un efecto negativo a corto plazo en el precio de Bitcoin

El precio de Bitcoin (BTC) ha bajado justo antes y después de los dos eventos anteriores de reducción a la mitad de la recompensa de bloque en 2012 y 2016. BTC está demostrando una tendencia similar en la medida que se acerca al halving de mayo de 2020.

Ha surgido la teoría de que los mineros tienden a vender antes del halving para acumular suficiente Bitcoin para financiar sus operaciones durante muchos meses después de que el halving ocurra, permitiéndoles retener la mayoría de los Bitcoins que extraen.

Teóricamente, esta práctica sería beneficiosa para los mineros porque el precio de equilibrio de la minería de Bitcoin se dispara significativamente cuando se produce un halving en la recompensa del bloque. Según James Todaro, jefe de investigación de TradeBlock, se espera que el precio de equilibrio de la minería de Bitcoin aumente de 7.000 dólares a entre 12.000 y 15.000 dólares después del halving.

“Después del halving de Bitcoin, los costos estimados de los mineros para alcanzar el punto de equilibrio subirán de ~$7.000 hoy a ~$12.000-15.000 por BTC después. No me sorprendería si vemos que los precios de Bitcoin suben por encima de estos niveles para que los mineros sigan siendo rentables”.

Debido a que el halving disminuye la cantidad de BTC que se extrae a medida que Bitcoin se acerca a su suministro fijo de 21 millones, los mineros ganarán menos BTC después del halving por realizar el mismo trabajo. Si el precio de Bitcoin no aumenta sustancialmente después del halving, y si la dificultad de la minería se mantiene, los mineros verán un precio de equilibrio más alto con ingresos similares a los de antes.

Por esta razón, tendría sentido que los grandes centros mineros acumularan grandes cantidades de capital antes de la reducción para financiar sus operaciones por adelantado en caso de que el precio de Bitcoin no aumente inmediatamente después de la reducción de la recompensa.

Entonces, ¿qué tenemos?

Hablando con Cointelegraph, Alejandro De La Torre, vicepresidente del pool minero Poolin, explicó que hay dos tipos de empresas mineras:

“Algunas granjas de minería son centros altamente sofisticados con equipos que tienen muchos años de experiencia en centros de datos y finanzas. Estas granjas mineras suelen cubrir sus riesgos de varias maneras. También hay granjas mineras que llevan años en ello, estas han almacenado cantidades masivas de monedas y han ampliado sus operaciones aún más, estas granjas tienden a ser enormes y por lo general pueden soportar una disminución significativa del precio”.

En pocas palabras, mientras que hay empresas mineras con estrategias financieras complicadas, también hay grandes centros que han acumulado una cantidad significativa de Bitcoin a lo largo del tiempo para poder cubrir los gastos durante períodos de tiempo más largos. En mayo de 2019, Brian Kelly, el CEO de la firma de inversiones BKCM, dijo que muchos mineros han vendido suficiente Bitcoin para pasar los próximos 12 meses:

“He hablado con muchos mineros de todo el mundo, muchos de ellos han dicho que han vendido suficiente Bitcoin para pasar el próximo año más o menos y que van a acaparar Bitcoin en este momento y no van a venderlo y el suministro de Bitcoin se reducirá a la mitad. Es una economía muy simple: mucha demanda frente a poca oferta, hará que el precio suba.”

Los mineros y los grandes vendedores tienden a comerciar con Bitcoin en el mercado extrabursátil (OTC). El precio de Bitcoin en el mercado de los exchanges de criptomonedas tarda un tiempo en reflejar el mercado OTC. Después de que Kelly dijera que los mineros han vendido grandes cantidades de Bitcoin para financiar sus operaciones, el precio de Bitcoin procedió a bajar alrededor de un 18%, de 9.000 a 7.500 dólares, en las siguientes semanas.

Relacionado: La mitad de las predicciones son correctas la mitad de las veces, el halving de Bitcoin divide las opiniones

Para los mineros, es menos arriesgado obtener un capital suficiente para que dure de 12 a 18 meses después del halving, en lugar de mantener un fuerte impulso. En 2012 y 2016, el precio de Bitcoin se consolidó antes y después del halving, y le tomó alrededor de ocho meses a BTC para ir a un rally extendido.

Por ejemplo, la segunda reducción a la mitad de la recompensa del bloque en la historia de Bitcoin ocurrió el 9 de julio de 2016. Los datos de Bitfinex muestran que el precio de Bitcoin cayó de 683$ a 572$ en un periodo de 77 días después de que se produjera el halving. Después, el precio de Bitcoin comenzó a recuperarse gradualmente durante los tres meses siguientes al halving, entrando en un rally vertical a partir de marzo de 2017.

¿Cómo podría funcionar Bitcoin en 2020?

En lo que va de 2020, el precio de Bitcoin no ha mostrado una correlación inversa con las acciones y el oro. Debido al brote de coronavirus en Asia, Europa y ahora Estados Unidos, los inversores han empezado a vender frenéticamente todo tipo de activos, independientemente de su naturaleza de riesgo. En las últimas dos semanas, Bitcoin, las acciones y el oro se han movido de forma similar, reaccionando todos de la misma manera a los eventos macro.

De La Torre dijo a Cointelegraph que por ahora no hay pruebas suficientes para afirmar que el precio de Bitcoin tiene una correlación inversa con las acciones o el mercado financiero en general.

“Esta es una prueba de la teoría de que Bitcoin es una cobertura contra la inestabilidad del mercado. Tendemos a ver eventos anuales en los que se prueba esta teoría. Hay datos históricos contradictorios sobre esta teoría (a veces el precio aumenta y a veces no), los resultados creo que todavía no son concluyentes”.

Otros ejecutivos de la industria como el cofundador de BitGo, Ben Davenport, dijeron que es difícil considerar a Bitcoin como un activo seguro o un activo de riesgo en este momento:

“Bitcoin no es ni un activo de riesgo ni un activo de seguro en este momento. Todavía marcha al ritmo de su propio tambor. Las acciones de las ballenas y los operadores apalancados son mucho más significativas que cualquier preocupación macro”.

El gran impacto que el coronavirus podría tener en Bitcoin no es necesariamente en el precio, sino más bien en la cadena de suministro de los mineros y los fabricantes mineros. El brote ha dificultado la distribución de productos a muchos fabricantes de todo el mundo en diversas industrias.

Teniendo en cuenta que los grandes centros mineros dependen de nuevos equipos mineros con especificaciones mejoradas para aumentar su potencia de cálculo para extraer más BTC, De La Torre dijo que podría afectar a la tasa de hash de la red de Bitcoin, en pequeña medida:

“Esto es más una prueba de las capacidades de los fabricantes mineros. Las fábricas donde se fabrican todas las piezas para estas máquinas están cerradas o están operando a una capacidad menos que óptima. Esto ralentizará la producción de las plataformas mineras, lo que a su vez afectará al continuo aumento de la tasa de hash de Bitcoin, lo que puede hacer que algunos especuladores vean esto como una señal bajista”.

Actualmente, la tasa de hash de la red de Bitcoin está en un nivel récord y ha crecido constantemente más allá de los máximos históricos durante los últimos dos años. Por lo tanto, sigue siendo incierto si la ralentización de la producción de nuevos equipos de minería tendrá alguna vez un efecto negativo en la tasa de hash de la red de Bitcoin.

La tasa de hash de Bitcoin ha seguido aumentando a lo largo de los dos últimos años. Fuente: blockchain.com

Sin embargo, si la tasa de hash de la red de Bitcoin baja, costaría menos minar Bitcoin, bajando el precio de equilibrio de la minería de BTC. Cuando el precio de equilibrio baja, atrae a más mineros al ecosistema de Bitcoin, lo que finalmente lleva a una recuperación de la tasa de hash. De La Torre añadió sobre el asunto:

“La tasa de hash de Bitcoin es la más alta de la historia. Una caída, incluso una caída significativa, probablemente será aún más alta (en términos de tasa de hash) […] que lo que fue en esta misma época el año pasado. Además, la red está funcionando como se pretendía y sigue siendo la herramienta financiera descentralizada más segura jamás vista por la sociedad humana”.

Hay teorías contrastadas sobre cómo el precio de Bitcoin reaccionaría al halving. En 2012 y 2016, Bitcoin no tenía una infraestructura fuerte para facilitar el comercio como en 2020. Incluso hasta el 2017, muchos intercambios se enfrentaban a muchos problemas técnicos, perdiendo los fondos de los clientes sin seguro o fondos de reserva.

No fue hasta 2019 que surgieron custodios, mercados de futuros e intercambios de buena reputación. Por lo tanto, el año 2020 será la primera vez que Bitcoin se enfrente a una reducción a la mitad de las recompensas con una infraestructura de mercado eficiente, con cierto equilibrio entre los comerciantes minoristas y los inversores acreditados o institucionales.

Sigue leyendo:

Deja un comentario

Connect with





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *