El gran “flippening”: ¿Puede Ethereum superar a Bitcoin por capitalización de mercado?

“El ascenso de Ethereum a la cima del criptoverso parece imparable”, declaró Nigel Green a mediados de agosto, y no es difícil ver por qué el CEO de deVere piensa esto. DeFi está al alza, los NFT se multiplican, Ethereum (ETH) sigue siendo más escalable que Bitcoin (BTC) y también ofrece más usos, incluidos los contratos inteligentes. Además, Ethereum pronto cambiará a un algoritmo de consenso de prueba de participación (PoS), buscando ser más ecológico que el protocolo de prueba de trabajo (PoW) de Bitcoin, que consume mucha electricidad.

“Ethereum ya está años por delante de Bitcoin en todo menos en precio y fama”, dijo Green a principios de este año, y añadió: “Hay una sensación real de que 2021 es el año de Ether. Su momento ha llegado”. Pero, ¿es realmente una conclusión inevitable que la primera, más grande y conocida criptomoneda del mundo esté preparada para ceder su trono de capitalización de mercado? Tal vez no.

“Si miras la página principal de CoinMarketCap en los últimos cinco años, Ethereum suele estar sentado en la segunda posición, justo debajo de Bitcoin, y realmente no se ha movido de ese puesto número dos de manera permanente desde su lanzamiento”, dijo Molly Jane Zuckerman, líder de contenido en CoinMarketCap, a Cointelegraph, y agregó: “La historia nos muestra que sólo hay una criptomoneda que puede reclamar el título de ‘rey del criptoverso'”.

Entonces, ¿existe la posibilidad de que se produzca un flippening? Término utilizado a menudo para describir que ETH rebase a BTC por capitalización de mercado, ¿las altcoins siguen beneficiándose de la luz que brilla sobre Bitcoin o están saliendo y haciéndose populares por cuenta propia? En última instancia, ¿pueden compararse las dos, pues se considera que sirven para diferentes propósitos dentro del espacio de las criptomonedas y de las finanzas en general?

No es un acuerdo cerrado

“El eventual dominio de Ethereum no es algo seguro”, comentó Eswar Prasad, profesor de economía de la Universidad de Cornell y autor del libro de próxima publicación “El futuro del dinero“. Podría haber complicaciones técnicas con el cambio de Ethereum al protocolo de consenso PoS, “y hay muchos riesgos de ataques a los productos DeFi que podrían socavar la confianza en esos productos y en el propio Ethereum”, dijo a Cointelegraph.

Sin embargo, Bitcoin no ha demostrado ser un medio de intercambio eficaz, añadió Prasad, y su cadena de bloques sólo tiene una “funcionalidad limitada” en comparación con Ethereum, específicamente cuando se trata de finanzas descentralizadas (DeFi): “Ethereum ofrece mayor flexibilidad, especialmente para los productos y servicios DeFi, y tiene el potencial de convertirse en un medio de intercambio viable y eficiente, con baja latencia y alto rendimiento para las transacciones”.

Tal vez Green fue un poco lejos, sugirió el profesor asociado de finanzas de la Universidad de Australia Occidental, Lee Smales. “Inevitable” es una palabra muy grande, después de todo, dijo a Cointelegraph, “pero, yo diría que es muy probable que esto ocurra, aunque el reciente repunte de Bitcoin ha superado al de Ethereum y tal vez ha retrasado el momento un poco. Sospecharía que [el flippening] ocurrirá en los próximos dos o tres años”.

Entonces, ¿cuándo?

Muchos parecen apostar por Ethereum y la pregunta suele ser: no si, sino cuándo. Ether podría superar a Bitcoin como la principal reserva de valor del mundo de las criptomonedas en los próximos años, dijeron los analistas de Goldman Sachs en julio, mientras que Green, situó el flippening “probablemente dentro de cinco años”.

“Creo que será difícil que ETH rebase a Bitcoin en un futuro próximo”, dijo a Cointelegraph Justin Hartzman, CEO y cofundador del exchange de criptomonedas canadiense, CoinSmart. “El próximo halving [de BTC] es en 2024, lo que inevitablemente hará que el precio suba. Además, ten en cuenta que los ‘asesinos de Ethereum’ como Cardano y Tezos están creciendo a lo grande. Si funcionan, podrían desviar una gran cantidad de capitalización de mercado potencial del gatito de Ethereum”. Si el intercambio de plazas se materializa, “podría verlo potencialmente en cinco o seis años”.

“No creo, en términos de capitalización de mercado y valoración global, que Ethereum vaya a superar a Bitcoin”, dijo a Cointelegraph el CEO de Banz Capital, John Iadeluc, y añadió: “Bitcoin se posiciona como la ‘introducción’ global a las criptomonedas, al menos en un futuro previsible. Por ejemplo, no veo ningún escenario en el que la SEC apruebe un ETF de Ethereum antes de aprobar uno de Bitcoin”.

Jason Peckham, analista de la empresa de gestión de inversiones Invictus Capital, dijo a Cointelegraph: “No estoy de acuerdo en que sea inevitable. De hecho, cinco años es tiempo suficiente para que otro proyecto rebase a ETH y BTC”. Mucho depende de cómo las dos comunidades de criptomonedas manejen sus desafíos regulatorios, agregó, así como de factores internos, como el ritmo “al que se ha quemado ETH tras la EIP-1559”, que debería hacerlo menos inflacionario y potencialmente más atractivo para los inversores. Añadió:

“Si tuviera que apostar por algo, diría que ETH necesita que la tesis del superciclo/burbuja doble se desarrolle. Eso debería permitir que sus diversos sectores continúen prosperando de una manera que no será posible en un mercado bajista, que probablemente sería bajista para ETH en relación con BTC como hemos visto históricamente”.

También hay que tener en cuenta los factores medioambientales. El alto uso de electricidad por parte de la minería de Bitcoin es conocido desde hace tiempo, pero cuando Elon Musk llamó la atención sobre ello a principios de este año, el precio de BTC se desplomó. Aunque Bitcoin se ha recuperado desde entonces, “el tema del consumo eléctrico sigue atrayendo la atención”, dijo Smales, y eso sólo debería intensificarse. “Por lo tanto, el paso de Ethereum a PoS crea una ventaja adicional que podría hacer que el flippening ocurra antes”.

¿Qué podría descarrilar a Ethereum?

Green señaló que ETH ya había subido un 300% en 2021, frente a solo un 55% de BTC, y ha superado a todos los demás activos durante el primer semestre del año. ¿Hay algo que pueda frenar su impulso?

Para mantenerse en la contienda por rebasar a BTC, Ethereum necesita mantener su papel como la principal plataforma de contratos inteligentes, sin embargo, siguen surgiendo algunos nuevos competidores. “El POS no está completamente probado todavía”, dijo Smales, y podría evolucionar de manera que el mercado esté dominado por unos pocos actores muy grandes, esencialmente centralizándolo, creando fricciones en el mercado y posiblemente comisiones de transacción aún más altas.

Se suponía que la actualización EIP-1559 haría que las comisiones de gas de Ethereum fueran más manejables, pero según YCharts, las comisiones promedio alcanzaron un máximo de tres meses. Dado que las comisiones de gas han supuesto una presión continua sobre la usabilidad de la red, la actualización a Ethereum 2.0, o Eth2, no puede llegar lo suficientemente pronto.

Es más, Bitcoin no está estacando, tecnológicamente hablando. “La actualización prevista Taproot podría mejorar significativamente la eficiencia de Bitcoin, la privacidad y la funcionalidad de su cadena de bloques”, dijo Prasad.

Bitcoin también disfruta de la ventaja de ser el primero en moverse, lo que puede ser crítico en el mundo de las redes. “El caso del dominio de BTC se reduce a su superior efecto Lindy”, dijo Peckham a Cointelegraph, refiriéndose a un concepto popularizado por Nicholas Taleb que sostiene que cuanto más antigua es una tecnología, más larga será su esperanza de vida. “Junto a esto, está la tendencia a largo plazo de que los participantes en el mercado con manos más fuertes posean la mayor parte del suministro de Bitcoin, mientras que el resto del mundo sigue siendo atraído a poseer su participación en la principal criptomoneda”, añadió Peckham.

Aun así, Ethereum parece tener ahora impulso. “Las tendencias de los mercados de criptomonedas se han desplazado efectivamente hacia Ethereum desde el boom del verano DeFi, seguido de la creciente popularidad de los NFT”, dijo Zuckerman, como añadió Peckham:

“Grupos de usuarios fueron atraídos a Ethereum por DeFi y los NFT, mientras que Bitcoin es menos diverso en su gama de usos en comparación. La mayor parte de lo que emociona a los criptonautas como yo actualmente se basa en Ethereum o en un rival de Ethereum”.

Ethereum tiene el ecosistema más rico en el espacio cripto, y DeFi, que en gran medida vive en Ethereum, hoy tiene grandes cantidades en valor total bloqueado, a pesar de la caída a principios de verano y las afirmaciones de que DeFi era sólo una burbuja sin valor inherente.

“DeFi se sometió a su prueba más grande hasta la fecha y la superó con creces. El número de usuarios de DeFi ya supera los 3.25 millones, porque la utilidad y los casos de uso aumentan cada día”, dijo Hartzman, y añadió: “Con la llegada de más aplicaciones y usuarios, Ethereum podría aprovechar la Ley de Metcalfe y aumentar exponencialmente el valor global de su red”.

¿Son realmente comparables Bitcoin y Ethereum?

Sin embargo, al reflexionar un poco más, ¿tiene sentido comparar a Bitcoin con Ethereum? Uno es una forma (putativa) de dinero, el otro es una plataforma, un nuevo superordenador que impulsa la Web 3.0, sobre el que se pueden desarrollarse nuevas tecnologías, podría decirse.

En la actualidad , las dos plataformas cumplen funciones diferentes. Una vez que los efectos de la actualización Taproot salgan a la luz y los desarrolladores empiecen a crear un ecosistema DeFi alrededor de la red Bitcoin, entonces esto podría convertirse en un argumento totalmente nuevo. Por ahora, sin embargo, Bitcoin es principalmente una reserva de valor mientras que Ethereum es una plataforma descentralizada para la creación de aplicaciones. “Este no es un debate de ‘Coca-Cola o Pepsi’. Este es un debate de ‘oro contra Internet'”, dijo Hartzman.

“Tanto Ethereum como Bitcoin son criptomonedas, pero en términos de visión, persiguen dos objetivos muy diferentes”, agregó Iadeluc: “No creo que Bitcoin y Ethereum compitan entre sí; más bien, creo que su crecimiento respectivo se complementa”.

“Desde un punto de vista técnico, son fundamentalmente diferentes”, declaró Peckham, pero desde la perspectiva del inversor, tiene cierto sentido compararlas.

“Bitcoin es único como reserva de valor”, dijo Hartzman. “Realmente no hay nada como Bitcoin, y no habrá nada parecido en el futuro. Sin embargo, dicho todo esto, es imposible apostar contra Ethereum debido a su increíble valor de red, su rica comunidad y su ritmo de innovación”.

Peckham dijo a Cointelegraph: “Como trader actualmente, soy más optimista respecto a Ethereum en términos de comportamiento del precio. Creo que seguirá ofreciendo una subida mayor a la de Bitcoin en una carrera alcista”.

Sin embargo, en lugar de elegir un ganador, “una perspectiva más realista”, dijo Prasad a Cointelegraph, es que “en los próximos años, Bitcoin y Ethereum cimenten su dominio conjunto del espacio de las criptomonedas, mientras que la competencia entre sus adherentes conduce a innovaciones en ambos ecosistemas”.

Sigue leyendo:

Deja un comentario

Connect with





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *