Brad Garlinghouse: El inconformista de la tecnología que se mueve a través de las finanzas

A principios de este año, el CEO de Ripple, Brad Garlinghouse, respondió a la controversia que rodea a los movimientos de XRP diciendo que Ripple no puede controlar el precio de su token asociado más de lo que las ballenas de Bitcoin (BTC) controlan el precio de la principal criptomoneda.

En cuanto a la relación de Ripple con XRP, dijo: “En la comunidad de XRP, Ripple es el mayor propietario, y lo que he señalado es que somos la parte más interesada en el éxito del ecosistema de XRP”. Añadió que Ripple nunca arrojaría sus participaciones en XRP al mercado, ya que hacerlo no es lo que más le conviene a la empresa.

Desde que tomó el timón de la compañía fintech centrada en los pagos en 2015, Garlinghouse ha supervisado su rápida expansión a nuevos mercados, el lanzamiento de nuevas subsidiarias y filiales, y defendió a Ripple en controversias públicas.

Yahoo y una aversión por la mantequilla de maní

Antes de unirse a Ripple en 2015, Garlinghouse ocupó varios puestos destacados en el espacio de la tecnología y fintech. Después de obtener su licenciatura en la Universidad de Kansas y una maestría en administración de empresas en la Escuela de Negocios de Harvard, Garlinghouse ocupó puestos en Yahoo, AOL y el sitio de intercambio de archivos Hightail.

En Yahoo, Garlinghouse ocupó varios puestos de alta dirección, incluido el de vicepresidente superior, y en 2006 fue autor del “Manifiesto de la mantequilla de maní”, que posteriormente se publicó en el Wall Street Journal.

En el manifiesto, Garlinghouse pedía una reorganización radical de la estructura de Yahoo, comparando las pequeñas inversiones en una infinidad de proyectos y departamentos con una capa de mantequilla de maní esparcida finamente sobre un trozo de pan. Garglinghouse escribió: “Odio la mantequilla de maní. Todos deberíamos”.

Después de criticar la falta de claridad y decisión en Yahoo, pidió una reorganización que agilizara y descentralizara varios aspectos de la empresa.

En 2012, la CEO de Yahoo, Marissa Mayer, asintió al manifiesto con el “programa PB&J”, que buscaba eliminar la burocracia innecesaria dentro de la empresa, como la orientación obligatoria del personal en el gimnasio.

Garlinghouse luego se mudó a AOL, que supuestamente abandonó porque – como Yahoo – la empresa extendía sus recursos demasiado poco a través de múltiples proyectos. En Hightail, se desempeñó como CEO pero renunció en 2014, según se informa, debido a diferencias de opinión con la junta directiva en relación con varias ofertas de compra que la empresa había recibido.

Su disgusto por la organización y su preferencia por las misiones bien centradas se trasladaron y le sirvieron bien en Ripple.

Ampliar la red y la clientela de Ripple

En noviembre de 2016, Chris Larsen, entonces director general de Ripple, renunció a su puesto para ser reemplazado por Garlinghouse. En ese momento, el nuevo CEO declaró que Ripple podía apostar su lugar en el mundo haciendo que los servicios financieros fueran más accesibles en todo el mundo:

“Creo que hay muchas compañías interesantes, pero no hay tantas que puedan hacer su pequeña mella en el universo. […] Creo que lo que Ripple está haciendo no es sólo, oye, cómo ayudamos a los bancos – es un esfuerzo más amplio en cómo se puede permitir que el Internet de las Cosas y los dispositivos conectados, que son actores económicos, pasen un par de centavos. Hoy en día no podemos hacer eso de manera eficiente a menos que te entregue 2 centavos. Ya sea que se hable de África o de comunidades con pocos recursos, todos estos son ejemplos en los que Ripple puede cambiar la forma en que funciona la sociedad”.

Bajo el liderazgo de Garlinghouse, Ripple se ha expandido rápidamente, firmando con varios socios en todo el mundo. En octubre de 2019, Ripple tenía, según se informa, 168 clientes, entre los que se contaban 118 bancos, 16 empresas de remesas/transferencias de dinero, siete empresas de cambio de divisas, dos exchanges de criptomoneads, 11 proveedores de pagos, seis empresas de software y tecnología y otras ocho, incluido el gigante internacional de auditoría y servicios profesionales Deloitte.

Sólo en 2019, Ripple estableció varias asociaciones importantes con importantes empresas de servicios financieros. En junio, Ripple anunció que había firmado una asociación estratégica con la red de transmisión de dinero MoneyGram, en virtud de la cual MoneyGram podría obtener hasta 50 millones de dólares de Ripple a cambio de capital.

MoneyGram dijo entonces que utilizaría el producto xRapid de Ripple, que permite enviar dinero en una moneda y liquidarlo instantáneamente en otra, utilizando tokens XRP como vehículo para realizar transferencias transfronterizas más rápidas.

En octubre, la tercera empresa de tecnología de servicios financieros más grande del mundo, Finastra, se asoció con Ripple para dar a sus clientes, entre los que se encuentran 48 de los 50 bancos más importantes del mundo, acceso a la red Blockchain de RippleNet.

PNC Treasury Management, el octavo banco más grande de los Estados Unidos, comenzó a utilizar RippleNet en agosto de 2019 para los pagos transfronterizos.

Defendiendo a Ripple de la controversia

Si bien Ripple se ha expandido rápidamente bajo la dirección de Garlinghouse, la empresa también se ha convertido en un objetivo para algunos en la comunidad de las criptomonedas, que afirman que no está suficientemente descentralizada y tergiversa su relación con el token XRP.

En octubre de 2019, algunos comentaristas del espacio cripto señalaron una aparente contradicción en relación con algunos de los comentarios de Garlinghouse sobre la relación de Ripple con el token XRP. El director general había dicho:

“Una distinción realmente importante es que el ledger de XRP existía antes de Ripple como empresa. Ciertamente somos una parte interesada en el éxito del ledger de XRP, seguro que somos dueños de un montón de XRP. Pero es un poco como decir que Exxon es dueña de mucho petróleo. Eso no hace del petróleo un valor”.

Sin embargo, el cofundador de Coinmetrics.io y socio de Castle Island Ventures, Nic Carter, dijo que este punto de vista contradecía las afirmaciones de un artículo del otoño de 2018 del abogado Preston Byrne, que Carter considera la fuente autorizada en relación con la naturaleza del XRP.

Byrne argumentó que XRP fue creado después de que Ripple se formara en 2012, afirmando que:

“No existe ningún “Ledger Oficial” que contenga XRP ni ninguna transacción en el libro mayor que hoy se utiliza como ‘XRP’ antes de que Ripple Labs, Inc. (inicialmente llamada Newcoin Inc.) se constituyera el 19 de septiembre de 2012”.

Garlinghouse, por su parte, dijo que la transparencia de la empresa “nos ha abierto al ataque”. En una entrevista de octubre con el cofundador de Morgan Creek Digital Assets, Anthony Pompliano, el director general desestimó las acusaciones de que Ripple volcaba sus participaciones en XRP en el mercado para bajar el precio.

Garlinghouse repitió el estribillo de que Ripple es la parte más interesada en el éxito del token, afirmando que el XRP es el “único ejemplo entre las criptomonedas y la tecnología Blockchain que se utiliza a escala”.

A pesar de las críticas de que Ripple controla y podría manipular el precio del XRP, Garlinghouse ha posicionado a la firma como el mayor poseedor de tokens en el futuro. De hecho, señaló que Ripple no respondería bien a otros grandes inversores que poseen proporciones significativas del suministro de XRP. En una entrevista en la CNN la semana pasada, el CEO dijo:

“Hay veces en que trabajamos con inversores institucionales o podríamos decir: ‘Oye, queremos comprar 10 millones de dólares de XRP’, y tendríamos que hacer bloqueos para evitar que hagan dumping en el mercado”.

Garlinghouse señaló que el mecanismo propuesto era estrictamente hipotético y se basaría en los volúmenes existentes en el mercado.

Alcista en Bitcoin y XRP, bajista con la porquería

En el verano de 2019, Garlinghouse – como muchos en el espacio cripto comparó a Bitcoin con una versión digital del oro en la medida en que puede ser usado como almacén de valor en situaciones económicas inciertas.

Además, declaró que Bitcoin y XRP no son monedas digitales que compitan entre sí, sino que XRP es una “moneda puente” que permite transferencias eficientes de “fiat a fiat”. Aunque señaló que era más barato y más rápido realizar transacciones con XRP, Garlinghouse dijo que no creía que eso significara que Bitcoin fuera a fallar, añadiendo:

“Soy el dueño de Bitcoin, llevo mucho tiempo en Bitcoin. Creo que Bitcoin es un almacén de valor y la gente lo retiene”.

Aunque el ejecutivo sigue siendo positivo respecto a Bitcoin y XRP, se ha burlado de otros proyectos dentro del espacio en 2019, afirmando que hay “mucha porquería en el mercado de las criptomonedas y tecnología Blockchain” que hace difícil discernir los proyectos verdaderamente buenos.

En noviembre del año pasado, Garlinghouse predijo que el valor del 99% de los activos digitales se hundiría eventualmente a cero. Durante una entrevista con Bloomberg, dijo que actualmente hay demasiados proyectos de criptomonedas y añadió que probablemente sólo el 1% permanecerá en el mercado.

De hecho, según los datos de Coin360, actualmente hay miles de activos digitales diferentes en el mundo, el número de los cuales – según Garlinghouse – está creciendo debido a la publicidad que rodea al espacio de las criptomonedas. Además, argumentó que muy pocas de estos tokens pueden realmente satisfacer las necesidades reales de los clientes, añadiendo:

“Cada vez que hay un nuevo mercado, hay un montón de gente que se encuentra en ese mercado y trata de demostrar que puede resolver un problema, que puede entregar una necesidad del cliente.”

Garlinghouse también ha expresado sus dudas sobre los proyectos de criptomonedas de empresas no vinculadas al sector cripto como el gigante financiero americano JPMorgan y Facebook.

En febrero de 2019, Garlinghouse dijo que el proyecto JPM Coin de JPMorgan pierde el punto de las criptomonedas

“Introducir una network cerrada hoy es como lanzar AOL después de la oferta pública inicial de Netscape. Dos años tarde, y las monedas de banco todavía no son la respuesta”.

En cuanto a la propuesta de la stablecoin de Facebook, Libra, Garlinghouse dijo que no cree que los reguladores den luz verde al proyecto en un futuro próximo, declarando en octubre: “Apostaría por Libra… digamos que para finales de 2022, creo que Libra no se habrá lanzado”.

Garlinghouse insinuó además que la reputación de Facebook con los reguladores puede haber dado a los legisladores una mala impresión del proyecto, diciendo: “Creo que tal vez habría sido mejor recibido si Facebook no hubiera sido la punta de lanza”.

Mirando hacia adelante

A medida que Ripple avanza hacia el futuro, Garlinghouse parece seguir confiando en que la tecnología Blockchain y las empresas como Ripple cambiarán el panorama de los pagos para que las finanzas sean más accesibles, rápidas y baratas para los usuarios.

También señaló que estas tecnologías innovadoras serán consideradas una amenaza por muchos en el ámbito de las finanzas tradicionales, especialmente por las empresas que dependen de los elementos intermediarios de la infraestructura de pagos para obtener beneficios.

En el Foro Económico Mundial de Davos, Garlinghouse dijo que Citibank obtiene 8.000 millones de dólares al año en beneficios de diversas actividades de control de acceso en las transacciones financieras, y añadió:

“Se va a reducir a una verdadera internet – tenemos una internet de información – a una internet de valor que permite que el valor se mueva de la manera en que se mueve la información hoy en día. ¿Por qué no puedo usar transacciones como el correo electrónico para permitir que un centavo se pueda transar? Ahí es donde vamos y creo que este internet de valor cambiará muchas industrias diferentes.”

Sigue leyendo:

Brad Garlinghouse está en el puesto 9 del primer Cointelegraph Top 100 en criptomonedas y Blockchain.

Deja un comentario

Connect with





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *